Nuestra Historia

¡¡Una tienda de patitos de goma!!

Es la expresión que escuchamos a diario de los visitantes que entran a nuestra tienda o pasan por fuera de ella. Fue esa misma expresión la que nos causó como familia en un viaje a Europa, donde conocimos este tipo de tiendas y nos volvimos amantes de los patitos.

 Nos entusiasmamos con la idea de replicar el concepto en Chile asique comenzamos a buscar a los proveedores de patos de goma por el mundo y nos sorprendimos con la cantidad de fanáticos y proveedores con diseños sorprendentes.

Teníamos muchas ganas de llevar a cabo este loco sueño, pero las cosas cambiaron y nos golpea una pandemia mundial que cambió la normalidad para todos. Meses de encierro han significado vivir en una nueva normalidad, pero ¿saben’ esto fue una inyección de energía y motivación para trabajar con más ganas en nuestro sueño, ya que sabíamos que podíamos aportar con sonrisas a nuestros visitantes.

Entonces...

Así nace Duck House en Puerto Varas, en una ciudad maravillosa, tanto por sus paisajes y su gente, lo que nos llevó a partir desde aquí nuestra aventura y ser la primera tienda de patitos de goma en Chile, con un concepto innovador y arriesgado, que cautiva y hace sonreír desde los más pequeños hasta los abuelitos, por eso pensamos que, con nuestros patitos, estamos compartiendo pedacitos de alegría y felicidad a todos quienes nos visitan.